CÓMPLICES DE SABIDURÍA

Sabias personas

La gente visitaba a unos  sabios y solo se quejaban de los mismos problemas una y otra vez. Un día, los sabios decidieron contarles una broma y todos rieron a carcajadas.

Después de unos minutos, otro sabio repitió el mismo chiste y solo unos pocos sonrieron.

Después de escuchar nuevamente los mismos problemas otro sabio, contó el mismo chiste por tercera vez, pero ya nadie reía ni sonreía.

El sabios sonrieron  y uno de ellos, dijo: “no se puede reír de la misma broma una y otra vez. Entonces, ¿por qué siempre lloras por el mismo problema?

AYÚDANOS A AYUDAR

¡Pasa la voz! Facebooktwitter